La toxicidad en el surf y sus alternativas

A medida que el surf crece como deporte e industria, crece también su impacto en el medio ambiente. El surf se ha convertido en un negocio multimillonario, que depende completamente del medio ambiente, pero que no presta una gran atención a su protección.
Sabemos que para aquellos que quieren minimizar su impacto es difícil encontrar productos sostenibles. 

En este artículo vamos a hablar de ello.

Es un dato muy difícil de determinar, pero se estima que hay alrededor de 30 millones de surfistas en el mundo, sin embargo, esta cifra crece día a día. Para hacernos una idea si se pusieran todos los surfistas del mundo en una fila, tendría una distancia del tamaño del ancho de EE.UU. 

Este crecimiento constante provoca que cada vez se produzcan más tablas de surf. Se calcula que cada año se producen más de 1.200.000 tablas, la mayoría fabricada a partir de fibra de vidrio y materiales tóxicos, donde un 20% del material acaba desechado y llegando al medio natural. 

Cada tabla necesita unas quillas para poder maniobrar con facilidad, cada año se producen más de un millón de quillas de diferentes tamaños, formas y materiales. El problema es que la mayoría de ellas están hechas a partir de fibra de vidrio, un material muy contaminante y difícil de reciclar.

Nuestra solución: CALM SURF BRAND donde fabricamos quillas a partir de plásticos reciclados de tapones de todo tipo de botellas y otro tipos de plásticos como envases alimentarios. Se desconoce la cantidad exacta de plásticos en los mares pero se estiman unos 5-50 billones de fragmentos de plástico. Así que con este proyecto aportamos nuestro granito de arena.

Para poder surfear bien y evitar resbalarse es necesario ponerle cera a la tabla. Normalmente las pastillas de cera están hechas de materiales plásticos y subproductos derivados del petróleo, es decir, materiales altamente contaminantes. Se calcula que cada año se gastan más de 10 millones de pastillas de cera, la gran mayoría de estos materiales previamente comentado y las consecuencias se ven reflejadas en todo el ecosistema marino. 

En CALM SURF BRAND estamos trabajando en este producto donde pretendemos fabricar pastillas de cera con materiales 100% naturales y sostenibles. 

En CALM sabemos que esto solo es el principio y queremos animarte a formar parte de la solución. Entre todos podemos conseguir un planeta más limpio.

¿Y tú? ¿Te animas a probar un surf más sostenible? Cuéntanoslo en nuestras redes sociales.