About Us

¡Esto es Calm!

Calm no es solo otra marca más, es mucho más.

Es la unión de dos pasiones, surf y diseño. La oportunidad de llevar a cabo una pequeña acción, aportar un granito de arena para salvar al planeta.

El diseño es la oportunidad de encontrar soluciones a los problemas actuales de contaminación y consumo. Nuestros productos se distinguen por  El surf va más allá de solo coger una ola y surfearla. El surf es una conexión brutal con la naturaleza. Es llegar a la playa y sentir la arena mojada justo antes de entrar al agua mientras estiras. Es sentir el frío del mar en la cara cuando haces el pato y notas la fuerza de la ola arrastrándote.

El surf es estar en silencio oyendo el mar esperando a que llegue la serie mientras tienes una canción en la cabeza, la sal en la cara cuando ya has salido del agua y te estás secando. Aunque también son risas con los amigos discutiendo por ver quién ha cogido la mejor ola.  Se podría decir que el surf es buen rollo, amigos, naturaleza y libertad.

Así que sin un mar cuidado, limpio sin plásticos y arrastrando toda su energía hacia nosotros para poder disfrutar de ella, no habrá surf, ni emoción, ni alegría.

¡ Y estos nuestros valores y por lo que nos movemos!

Respeto por el medio ambiente:

Puede que no sepamos más de un 1% de lo que ocurre en el mar, pero lo que sí sabemos es que los ecosistemas submarinos son imprescindibles para el planeta y nosotros estamos decididos a cuidarlos.

Cada persona, cada gesto, cada idea dedicada cuidar y limpiar montañas, playas, mares y océanos son un paso hacia un mundo más limpio.

 

Disfrutar del momento:

La adrenalina y el deporte es lo que nos mantiene vivos. Cuando estamos solos en el mar surfeando, cuando sientes que se te congela la cara bajando con el snow o cuando por fin logras ese giro con el Yow. La vida está para disfrutarla, cuidemos el planeta y seamos felices.
 

Ser únicos:

Cada uno de nuestros productos es único. La forma en la que se produce y los materiales que utilizamos hacen que tengan unos colores y unas texturas que los hacen irrepetibles. ¡No hay uno igual!